viernes, 10 de febrero de 2017

José Gras y Granollers nació en Agramunt, Lérida, un 22 de Enero de 1834 en una familia de agricultores pobres. Poco sabemos de su infancia, pues a él no le gustaba hablar de sí mismo, sin embargo, por los datos que conservamos parece que fue un niño formal y piadoso, más amante del estudio que del juego.
Con tan solo doce años marchó a pie hasta Barcelona donde realizó sus estudios eclesiásticos en y donde fue ordenado sacerdote en 1858.
Para hacer realidad lo que era su lema utilizó todos los medios a su alcance, escritor infatigable, siendo aún seminarista, colaboró con sus artículos en varios periódicos y revistas, publicando además algunos opúsculos y libros.
Hizo de la prensa, el medio más apto para difundir la verdad y restaurar la sociedad en Cristo. Publicó artículos asiduamente en periódicos como: "La Cruz”, "La España Católica”, "La Regeneración”, e incluso fundó una revista una vez llegado a Granada.
Participó en diversos apostolados: Catedrático de Teología Dogmática, durante dos años, en el seminario de Tarragona; coadjutor de las parroquias de S. José y Stos. Justo y Pastor de Barcelona; preceptor en Madrid y Écija (Sevilla) de los hijos de algunas familias nobles.
En 1866 se establece definitivamente en Granada, como Canónigo de la Abadía del Sacro Monte, donde funda una Asociación de carácter religioso-literario, «Academia y Corte de Cristo», con el fin de dar a conocer y adorar la Soberanía de Jesucristo y, como medio para realizar el fin propuesto, la revista El Bien que fue el medio en el que encarnó todo su ardor por defender los derechos de Jesucristo y hacer aceptar su Soberanía y que publicó por más de cincuenta años, hasta su muerte.
Años más tarde, siente fuertemente que la educación es el mejor medio para que "Cristo reine" en el corazón de los niños y niñas, desde ellos en las familias y, por las familias, en la sociedad. Por ello en 1876, queriendo conducir a Jesucristo a los niños y niñas de todas las clases sociales, y para una educación integral de la mujer, funda el Instituto de las Hijas de Cristo Rey. Al año siguiente, conoce a la que será la Primera Superiora General del Instituto, Isabel Gómez Rodríguez, Madre Inés de Jesús, con la que trabajará codo con codo, fundando escuelas y comunidades de Hijas de Cristo Rey por toda la geografía española. Finalmente, el 7 de julio de 1918 llega a su vida en plenitud en el granadino barrio del Albayzín, tras una vida de servicio a Jesucristo Rey y su Reino.
En 1993, conmemorando el 75 aniversario de su entrega definitiva al Rey se inauguró en Granada la Casa-museo del Padre Gras en la que vivió y murió en 1918; En ella no solo se conservan objetos que le pertenecieron, si no que se recogen elementos que definen su carisma así como textos escritos de su puño y letra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario