miércoles, 31 de enero de 2018

martes, 30 de enero de 2018

Desde Alcalá la Real...


No hay mejor manera de hacernos ver que Dios tiene un plan para cada uno de nosotros y sobre todo, que el Carisma de José Gras está metido de lleno en muchos de los corazones repartidos por el mundo...

Aquí un precioso testimonio de como las vidas son tocadas por Él.



 ¡ VIVA CRISTO REY !

En mis recuerdos de la niñez empiezan a resonar estas palabras... era muy pequeña cuando mis padres me llevaron al colegio CRISTO REY.  Allí me formé como persona con grandes profesoras y religiosas, grandes como profesionales y  mejor aún como personas; hice mis primeras amigas, la 1ª Comunión y sin saberlo todavía empecé a recorrer mi vida junto a CRISTO REY .
En mi corazón iba naciendo el amor a todo lo que significaba vivir " Haciendo el bien ": siete años creciendo y aprendiendo. Me encantaba cuidar a las pequeñas, con ellas pasaba toda la semana,  día y  noche. Empecé a descubrir mi vocación, jugaba con ellas y jugaba a las " maestras " . Sin darme cuenta, entre juegos, me preparaba para aquello que ÉL tenía pensado para mí.
Salí del colegio con la idea clara...quería ser "maestra de pequeños"... y tras algunos años de preparación para la universidad, sin desconectar con las Hijas de Cristo Rey, pues de vez en cuando íbamos a visitarlas a  Granada con mi familia.
Por fin la oportunidad de ser profesora y para eso viví tres años en la residencia universitaria CRISTO REY. Rodeada de un ambiente excepcional para estudiar y además me ofrecieron la opción de ser catequista: ¡qué ilusión,  poder enseñar a otros, poder ayudar para que otros conozcan su Reino!  Un honor y  una gran responsabilidad. Lo acepté con alegría y entusiasmo y hoy sigo siendo animadora del M.A.R.
Ya profesora titulada me empeñé en sacar las oposiciones y lo conseguí,  pero Él quería que estuviese en Jaén en el colegio y en Alcalá la Real en donde estoy ahora para estar con ellos, los pequeños. Desde mi vocación, desde el amor a los niños, desde aquellas palabras del Padre Gras que nos dice: " EL AMOR ENSEÑA A ENSEÑAR" pongo y ofrezco mi vida al servicio de CRISTO REY. Es más que una profesión, es una familia, es donde se han formado también mis hijas, es...mi día a día.
 Era difícil imaginar que el sueño que tenía de pequeña, aquel sueño que era como un juego para mí, se podía llegar a cumplir de la mejor manera posible.
Sin embargo, ahora puedo decir que mi vida tiene sentido gracias al PADRE GRAS; él  empezó esta noble misión: HACER REINAR A CRISTO. En todos estos años le he ido conociendo como un hombre valiente, justo y apóstol incansable, entre algunas de sus muchas cualidades. Y he ido aprendiendo a hacer vivo su pensamiento: Teniendo como metodología EL AMOR, la educación, es la segunda creación.
Gracias a mi familia, a todas las hijas de Cristo Rey con las que he convivido y gracias a CRISTO REY, se ha hecho posible que yo, como profesora, sea una pequeña parte de esa misión. " Un sueño hecho realidad " que me llena de satisfacción y que con orgullo siempre digo y enseñaré: ¡VIVA CRISTO REY!


  ENCARNACIÓN JIMÉNEZ PÉREZ

Alcalá la Real

lunes, 29 de enero de 2018

Desde Benifaió

Empezamos la semana con este precioso video que resume lo bien que se lo pasaron y lo mucho que han disfrutado en el cole de Benifaió .....


¡¡¡Celebrando el cumpleaños de José Gras!!!

sábado, 27 de enero de 2018

A ti, José Gras...




Querido Padre Gras:
Creo que este es uno de los motivos por el que mi día a día es más emotivo. Cada un de nosotros tenemos algo especial que nos identifica como  persona. Usted fue un ejemplo a seguir y con certeza pienso que todos los presentes queremos seguir el camino del bien. El camino no es fácil pero lo será si estamos acompañados de esa gente que está y estará siempre. 

Pensare en todo lo que pasaste y lo intentaré reflejar a lo largo de mi vida. Gracias... eres todo un modelo a seguir. Cristo reina

José Quesada

Jaén 

viernes, 26 de enero de 2018

¡¡¡ Celebrando !!!



En Talarrubias han celebrado por todo lo alto el Cumpleaños del Padre Gras.


¡¡GRACIAS POR COMPARTIR ESTOS MOMENTOS TAN BONITOS!!



jueves, 25 de enero de 2018

CARTA DE JOSÉ GRAS A LOS EDUCADORES DE HOY



CARTA DE JOSÉ GRAS A LOS EDUCADORES DE HOY

“Para enseñar y educar niños es preciso amarles; nada como el amor contribuye a dar con todos los resortes que más poderosamente los mueve. El amor ennoblece y perfecciona al educador y hace buenos a los niños. Hacer bien es anticiparse el cielo en la tierra”. Padre José Gras y Granollers.

Queridos educadores de nuestros Centros Hijas de Cristo Rey:

Transmitir conocimientos, proporcionar informaciones, permitir a vuestros alumnos el acceso tecnológico a un amplio abanico de disciplinas es parte de vuestra misión de educar. Pero no es su esencia. Estas cosas pueden hacerse muy bien a distancia. Hoy todos vosotros celebráis y aprovecháis ventajosamente los enormes avances que han tenido lugar en la educación, tan importantes para el desarrollo de las sociedades modernas.  

Pero no todo admite someterse a esa mediación tecnológica. Aún hay relaciones humanas decisivas y trascendentales que sólo pueden hacerse cuerpo a cuerpo, corazón a corazón, en la proximidad más cálida y arriesgada: por ejemplo el amor, o el alivio del sufrimiento de un enfermo, o el cuidado de un recién nacido…o la educación. En todos los aspectos que van más allá de la mera instrucción y la transmisión de destrezas intelectuales o de cubrir eficazmente un expediente profesional, es decir, en cuanto es propiamente educación, o sea, cultivo de la humanidad, de la espiritualidad potencial del niño, la enseñanza exige cercanía y presencia personal. Exige por vuestra parte la construcción de casas sólidas de piedra y no de castillos de naipes.

Sólo otra persona nos puede enseñar a vivir como personas, nunca un instrumento, por sofisticado que sea. Nunca un soporte virtual, por innovador que resulte. Aprendemos la humanidad de quienes la ejercen pedagógicamente con nosotros y aprendemos tanto por las virtudes que muestran como por los defectos que no pueden ocultar. Porque la humanidad, el bien, el carisma es algo que no se telegrafía, se “guasapea” o se “tuitea”, sino que se contagia.

Por eso os invito a que sigáis siendo insustituibles como piezas clave para transmitir a vuestros alumnos la fuerza del Espíritu y llevarlos al encuentro de Dios. Podrán variar los métodos pedagógicos, las leyes que los amparan o los proyectos innovadores didácticos cargados de buenas intenciones, pero no el imperativo de vuestra presencia, carnal y espiritual, frágil e irremplazable, única e irrepetible. Todos sabemos que hay adoradores de lo cibernético y virtual que se quejan de que dentro de las aulas aún se sigue educando como hace cien o cincuenta años: podríamos responderles que, si es por eso, aún seguimos estremeciéndonos con un viento frío, refugiándonos en las personas amadas cuando nos faltan fuerzas, emocionándonos ante el amor y el dolor como hace muchos más años.

No hay recambio imaginable para vuestra paciencia, vuestra bondad y vuestro esfuerzo, para vuestra entrega agotadora, sin fisuras, sin someterla a especulación, para la hermosa aventura de vaciaros por dentro con el objeto de ayudarles a crecer. Cualquier sucedáneo utilizado que –orillando la simplicidad- intente crear en ellos esas burbujas o pompas de jabón maravillosas, enormes, redonditas que estallan una vez que tocan el suelo, no conseguirá haceros comprender el auténtico propósito de vuestra tarea.

Tened claro que el resultado de educar en valores en un ámbito cristiano no es la imposición de códigos, sino la autonomía espiritual y moral de vuestros alumnos, impulsada por los valores que vosotros les contagiéis. Vuestra responsabilidad consiste sobre todo en hacer una llamada y esperar una respuesta. Debéis ser unas presencias latentes, constantes que modifiquen vidas. No podéis pasar curso tras curso creyendo que vuestra profesión se define por lo que hacéis materialmente. Las programaciones, exámenes, fichas, proyectos, explicaciones, deberes, plataformas deben ocupar una parte pequeña –pero importante- de vuestra misión. El resto, la mayor parte, debe estar ocupada por lo que observáis, lo que hacéis, lo que proyectáis con vuestro ejemplo, lo que soñáis, lo que improvisáis, lo que pensáis, lo que decís y lo que calláis. Ahí, en el curriculum oculto, es donde tendréis más posibilidades de que Cristo reine en sus corazones.

No podéis quedaros a medias. Tenéis que ser absolutamente conscientes de lo que tenéis entre manos. Observad la realidad y situaros, de manera autoexigente, en el camino de lo que es bueno y justo. Y esto es implicarse a fondo en la vida de vuestros alumnos, con brillantez, influyendo, en conciencia, con valor y con valores. ¿No os parece que es un hermoso proyecto de vida?

Por Francisco Javier Varela Vázquez.
Colegio Cristo Rey  O Carballo-Oleiros-A Coruña.

miércoles, 24 de enero de 2018

Carta al Padre Gras...



Querido Padre Gras,
CRISTO REINA

Muchas gracias por tu carta. Quiero que sepas que he dado muchas gracias a Dios por tu vida, por haber puesto ese sueño en tu corazón, y haberte acercado a todas las personas que te ayudaron a cumplirlo. Porque de verdad, lo has conseguido. 
Este fin de semana, Cristo ha reinado en el corazón de todos los que estábamos aquí.


Gracias por haber tenido ese ideal tan claro, porque en ningún momento te avergonzaste, te rendiste, te diste por vencido o te dejaste llevar por la sociedad,  seguiste hacia adelante solo por amor a Dios, para  conseguir hacerle reinar en la sociedad.  
Y eso es lo que quieres que hoy hagamos nosotros. Solo puedo decirte: AQUÍ ME TIENES!!!


Clara Martínez Pérez 
Madrid 

martes, 23 de enero de 2018

Un hombre y un pensamiento actual


VENERABLE JOSÉ GRAS, UN HOMBRE Y UN PENSAMIENTO ACTUAL




Revisando y releyendo los libros y documentos vinculados a la figura de nuestro Padre fundador me viene a la mente una idea: ¡¡¡ qué actual es su palabra, su pensamiento, su mensaje, su lema !!!



Son muchas las razones que fundamentan esta visión.



Su misma personalidad, su sencillez, su apariencia serena, su talante luchador, su empeño por el Bien...lo veo cada día en las Hijas de Cristo Rey y en los profesores de nuestro centro.

Y esta idea me reconforta y me llena de esperanza...porque siendo su labor fruto de la inspiración divina, entiendo que este anhelo llega a todos nosotros educadores de Cristo Rey como un mensaje directo.



¿Por qué pienso que la figura de nuestro Padre fundador está de plena actualidad?



   Pues la respuesta la he encontrado al leer sobre su obra, pensamiento y carisma.

Me he dado cuenta que lo que le movía, esa pasión fervorosa por Cristo y por restaurar su doctrina en la sociedad del momento es precisamente un hecho de rabiosa actualidad.



José Gras vislumbró que con el periodismo podía contribuir a una sociedad que estaba en decadencia moral, nuestro Papa Francisco ha demostrado también que lanzando su mensaje con los medios de comunicación actuales, con las redes sociales, es una manera también de evangelizar acorde a nuestros tiempos.



J. Gras se dio cuenta que evangelizando a los niños , se evangeliza a las familias y por ende a la sociedad y esta visión de la educación como una segunda creación mueve las almas de los educadores Cristo Rey a hacerlo presente cada día en nuestra aulas.



J. Gras hoy seguramente nos animaría a escribir como lo hizo él para proclamar que el Reino de Cristo llegue a cada rincón de la tierra... lo hizo con la fundación de la institución de las Hijas de Cristo Rey, hoy muchos bebemos de su testimonio, de su saber transmitir el amor por encima de toda dificultad y por encima de toda violencia.



Me reconforta ver en nuestros centros que el carisma de J. Gras sigue hoy igual de vivo. Que los educadores de un centro Cristo Rey son apasionados en su trabajo, quieren a sus alumnos y aspiran a hacer de ellos hombres de Bien, de Verdad , de Fe y Justicia al estilo y carisma de J. Gras.



En este año 2018 en el que celebramos el Centenario de su paso a la Vida solamente podemos dar gracias por tanto bien recibido y reconocer que la Misión encomendada es única... mover los corazones de nuestros alumnos para promover una sociedad mejor, donde la lucha por el Bien sea nuestro emblema.



Mª Clara Castells Ferrer



Benifaió ( Valencia)

domingo, 21 de enero de 2018

¡¡ 184 años dando VIDA !!

Hoy Lunes 22 de Enero estamos de CUMPLEAÑOS.

Y no hay mejor forma de celebrarlo que con este precioso

artículo escrito  por Jose Luis Delgado que nos hace una bonita

descripción de 

quién fue el Padre José Gras y Granollers






















El fundador de las religiosas Hijas de Cristo Rey compartió con el Padre Manjón su pasión por la enseñanza infantil. Como periodista mantuvo la revista El Bien más de 50 años. Hoy la Casa Museo del Albaicín guarda el recuerdo de su vida y su obra.

Se cumple el centenario de la muerte en Granada del padre José Gras y Granollers, fundador de la orden de religiosas Hijas de Cristo Rey.  Cuentan los biógrafos que el padre Gras llegó a Granada en 1866, casi 20 años antes que el padre Manjón con él compartió cátedra y hasta igual método de locomoción, pues también subía y bajaba del Sacromonte en burra. Como licenciado en Teología obtiene una canonjía que mantendrá hasta su muerte en 1918 ejerciendo como profesor de Historia Eclesiástica y Teología y Pastoral, llegando a ser Rector del Sacromonte en 1872. Años difíciles para los católicos estos últimos de la década de los 60 cuando tuvo lugar la llamada Revolución "Gloriosa" de 1868, que acarreaba la libertad de culto. Dos años antes, en 1866, fundaba el padre Gras la Academia y Corte de Cristo cuyo objetivo era, según sus palabras "honrar científica y literariamente la divinidad de Jesús... para que Cristo reine sobre todas las esferas de la actividad humana...". Se intentaba contrapesar la doctrina krausista de moda representada en España por Sanz del Rio y que tendría su continuación en la Institución Libre de Enseñanza (1876). En este ambiente y en este mismo año el padre Gras fundará en Granada el Instituto femenino Hijas de Cristo que pasaría a llamarse desde 1898 Hijas de Cristo Rey dedicadas a la enseñanza de la infancia. Parece que la posterior representación iconológica de Cristo Rey como niño está basada en el pasaje evangélico en el que Jesús aconseja hacerse como niños para entrar en su reino de los cielos (Mateo, 18, 3). Se entiende que hay en el niño inocencia, no hay doblez ni malicia y eso lo acerca a la pureza y al Bien, idea que preside toda la obra del padre Gras.
A finales de     1875 se instala el primer colegio en unos pequeños locales en la desaparecida calle del centro de la ciudad que llevaba por nombre Angosta de la Botica, regida por dos postulantes y bendecida el 26 de mayo de 1876. Al año siguiente se puso al frente del colegio una maestra de Juviles, llamada Isabel Gómez, que desde entonces pasará a llamarse Inés de Jesús; junto a ella una segunda postulante de nombre Carmen de la Torre (Carmen del Sagrado Corazón). De la calle Angosta de la Botica, se trasladan a Tendillas de Santa Paula, 9. El segundo colegio se abrió en Motejícar (1885), justo el dramático  año de la epidemia del cólera en Granada; la colaboración del padre Gras con los enfermos contagiosos puso en peligro su propia vida y la de muchas religiosas.
Hay unas fechas clave en la vida y la obra del padre Gras en Granada. Mientras don Andrés Manjón iba creando su magna obra con las Escuelas del Ave María en el Sacromonte hacia 1888, unos años después, en 1892 el padre Gras instalaba el noviciado de las Hijas de Cristo Rey en la iglesia de San Gregorio con la misión de educar a las niñas y niños pobres del Albaicín. Se adelanta a su tiempo preocupado no solo por la educación de la infancia, sino especialmente por la dedicada a la mujer, a la infancia femenina: "La mujer instruida y profundamente religiosa está visiblemente llamada a ejercer una influencia decisiva en la salvación de la nueva sociedad", proclama una y otra vez a través de sus escritos.

Hay en la vida de este fundador una faceta interesante y es la que dedica al periodismo, siempre lógicamente desde su óptica cristiana. A los 17 años y siendo aún seminarista, ya empezó colaborando en periódicos religiosos como El Áncora de Barcelona (1851) y poco después en La Regeneración de Madrid; época convulsa de la Historia de España en la que cada tendencia política tenía sus órganos de difusión escritos, por lo que se podían leer más de ciento cincuenta periódicos de todos los colores, conservadores, progresistas, moderados, absolutistas, como era el caso de La Regeneración de clarísimo matiz antirrevolucionario. Se iniciaba ese periodo de la prensa neocatólica encabezado por Felipe de Canga-Arguelles. Años más tarde escribe en La Verdad artículos muy patrióticos pero siempre con ese espíritu religioso presidido por una sola idea: el Reino de Dios y su deseo de extensión por todo el mundo. Para él el periodismo era un eficaz instrumento apostólico. Distinguía entre el periodismo de la verdad y el del error. Nunca fueron sus escritos profundos tratados de Teología, ni sus argumentos complicadas tesis para especialistas puesto que lo que pretendía era llegar al gran público con cierta sencillez y siempre desde el apoyo sobrenatural de la fe en Dios. Eran años difíciles para la religión: se suprimen órdenes religiosas, la enseñanza de la religión en los planes de estudios, se incendian Iglesias, desamortizaciones de bienes eclesiásticos, matanzas de religiosos, etc. Entre los años 1854 al 56 se produjo la conocida desamortización de Pascual Madoz durante el llamado Bienio Progresista encabezado por Espartero y O'Donnell.

En esta prolífica faceta de escritor y periodista tuvo ocasión de escribir centenares de páginas entre libros, opúsculos, colaboraciones en enciclopedias y revistas; además de dejar manuscritos y una nutrida correspondencia personal. Pero lo más sorprendente fue la larguísima duración de la revista El Bien que él mismo fundó y que pudo mantener por más de 50 años (desde 1867 a 1918) siendo que era de carácter mensual.

Desde 1993 la Casa Museo del Padre Gras en el Albaicín, abierta al público, guarda vivos recuerdos de su vida y su obra. Una vida que tuvo su fin en 1918 y una obra extendida hoy por más de diez países del mundo entero en cuyas sienes él quiso mantener de manera simbólica la corona de su Cristo Rey.

Feliz día de la Madre Inés

" La alegría de mi vida es el Señor" #valiente #arriesgada #abnegada #testigoyapostol #cristoreina #tmultiplicadelbien  #hijasdecristorey  FELIZ DÍA DE LA MADRE INÉS !!!!!!!




https://youtu.be/YbcT3_ws-b8